viernes, 22 de agosto de 2014

Memoria de Papel (7)



Guía de Árboles y Arbustos del Pirineo Aragonés

Interesante apuesta de la Editorial Barrabés
que además cuenta con el reconocimiento 
del los premios Félix de Azara que concede 
la Diputación Provincial de Huesca
Se trata de un libro publicado por la Editorial Barrabés, asentada en Cuarte (Huesca) aunque con claras raíces en la población perinenca de Benasque. Se trata de una editorial especializada en las diferentes facetas y disciplinas de la montaña y el alpinismo. Con muy buen criterio, al menos así me lo parece a mí, en 2004 decidió sacar la guía que ahora nos ocupa. A pesar de alejarse ciertamente de su filosofía inicial, esta editorial apostó igualmente por el género de las guías de naturaleza. Cabe recordar que esta materia está directamente imbricada con el mundo de la montaña. Además, esta editorial lo hizo de la mano de un perfecto conocedor ya no sólo del Pirineo, sino también del mundo forestal y el de la botánica. No en vano, su autor, Rafael Vidaller Tricas, además de haber escrito anteriormente diferentes guías sobre naturaleza, se dedica profesionalmente al ámbito forestal y a la conservación de la naturaleza. Como bien dice el propio autor en la introducción de esta guía, libros de estas características se hacen cada día más precisos. Y esto es así porque es más necesario que nunca mantener ese vínculo vital entre el urbanita de la gran ciudad con la no menos grande y compleja naturaleza. Entretenerse ayudado de una buena guía como es esta, en intentar identificar algunas de las especies de árboles o arbustos de nuestro Pirineo, resultará sin lugar a dudas una excelente manera de afianzar el vínculo referido.

Esta guía incluye una importante colección de fotografías tomadas por el propio autor que, gracias a la calidad y al acertado toque botánico de las mismas, ayudarán sobremanera a todo aquél que se adentre en el apasionante mundo de la identificación de las especies vegetales. Incluye también un imprescindible apartado dedicado a la morfología forestal así como un glosario de términos propios de esta materia que ayudarán en gran medida al lector neófito. Recoge igualmente un breve capítulo dedicado a explicar diferentes aspectos geográficos y físicos de la cadena pirenaica que también servirá para aclarar más de una duda. Del mismo modo incluye un apartado que comprende cuestiones botánicas específicas de esta cordillera. Todas estas cuestiones así como una acertada edición final, conformaron argumentos más que suficientes para que este libro resultara premiado en la convocatoria de Premios de Medio Ambiente Félix de Azara de 2003, auspiciados por la Diputación Provincial de Huesca. 



Plantas medicinales del Pirineo aragonés y demás tierras oscenses

Interesante publicación en la que se mezcla el
conocimiento científico y la medicina popular
Debemos remontarnos nada menos que al año 1987 para encontrar la primera edición del libro que ahora nos ocupa. Y me refiero expresamente al año porque sacar adelante en esa fecha un libro de estas características, bien puede calificarse en gran parte como un acto de fe por parte de sus autores. Debió ser precisamente por eso, por apostar de forma decidida y tan temprana por un libro con este contenido, lo que al cabo de los años ha permitido que el mismo se haya convertido en todo un clásico. Para mi es uno de esos libros imprescindibles en cualquier biblioteca pirenaica pues en él se conjugan a la perfección el conocimiento científico y botánico con el de la medicina y la cultura popular de los pueblos y valles pirenaicos. Entre sus cinco autores consiguieron combinar ambas materias de forma perfecta. Así, tres de ellos son reconocidos botánicos del Instituto Pirenaico de Ecología con sede en Jaca (Huesca): Luis Villar Pérez, Daniel Gómez García y Gabriel Montserrat Martí. Entre los dos restantes se encuentra un farmacéutico, José María Palacín Latorre, y un especialista en medicina natural, Constancio Calvo Eito. La escasez de fotografías a color, propia del momento de su edición, se vio en gran medida compensada con la inclusión de unas espléndidas y clarificadores láminas. Su calidad quedó refrendada por la formación de su autor de las mismas, Marcel Saule, quien además de ser profesor de ciencias naturales, es miembro de la Sociedad Francesa de Botánica y lleva más de veinte años fotografiando y dibujando la flora pirenaica.

El respaldo final para que este libro viera finalmente la luz vino dado tanto por el propio Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca dependiente del Consejo Superior de Investigaciones científicas (CSIC), como por la Diputación Provincial de Huesca. Desde ambas instituciones no dudaron en reconocer tantos años de esfuerzo y dedicación de sus autores los cuales quedan condensados las páginas de este libro. Seguro que la consulta de sus páginas no os defraudará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario